Píldoras de conocimiento - Artículos

“No tengo tiempo”

Decimos y oímos decir muchas veces a lo largo del día: “no tengo tiempo”; “eso no lo pude hacer porque no tuve tiempo”; “es que yo no tengo tiempo para eso”. Y, en esa trampa, nos metemos y nos engañamos.

Y, ¿para qué tenemos tiempo? ¿Te has parado a pensar para qué tienes tiempo?

Por favor, haz una lista de las cosas que has hecho a lo largo del día. El de hoy o el de ayer. O ambos. Como tú quieras. Tómate tu tiempo (ese que dices que no tienes). La lista de tareas te recomiendo que la hagas con el reloj en la mano; quiero decir con esto, por tramo de hora transcurrido. ¿Qué hiciste entre las 8 y las 9? ¿Qué ocupó tu tiempo entre las 14 y las 15horas? Y apunta toda aquella montaña de tareas que hacemos sin pensar y, a veces, superpuestas (sí, las del multitasking): como hacer la comida para mañana y ayudar a mi hijo con los deberes… o repasar la agenda de mañana y enviar unos correos.

Una vez que te has tomado tu tiempo en esta labor… te pediría que clasificaras todas estas tareas en 3 tipos: inexcusables, importantes para mí (o sea, para ti) y superfluas o delegables. Si alguna o encajara en esas 3… Haz una cuarta columna, que vas a dejar sin título. Vuelve a tomarte tu tiempo.

Ahora, lo que te pediría es que observaras esas listas. Míralas bien…

¿Cuál es la columna que más tareas tiene? ¿Cómo definirías esa 4ª. Columna? O… ¿qué título le pondrías? ¿Qué dice sobre ti y sobre tu vida, la clasificación de tus tareas? ¿De qué te habla la “foto” de tu quehacer diario?

No sé si será tu caso pero la mayoría de las veces, nos encontramos inmersos en un sinfín de tareas superfluas, dejando de lado lo más importante de nuestras vidas: nosotros mismos y la atención emocional a nuestros seres más queridos.

Porque… ¿qué es lo importante? ¿Cuál de todas aquellas tareas que escribiste son las verdaderamente e inexcusablemente importantes? Y digo importantes, no obligadas, impuestas o adquiridas. Tampoco las urgentes.

Y es que tiempo…Lo que se dice tiempo… Tienes, tuviste y tendrás siempre el mismo: 24 horas al día. No hay más ni lo habrá. Lo que cambia son tus preferencias. ¿A qué le estás dando prioridad en tus preferencias? ¿Qué tareas has considerado realmente importantes? ¿Cuáles son tus preferencias reales que estás relegando en tu lista de tareas?

Igual… después de estas reflexiones… ha llegado el momento de reestructurar tu lista tareas…

¿Ahora ya sabes qué es lo realmente importante?

 

8 de Noviembre de 2017

 

Coaching, creatividad y aprendizaje

 

Hay varias cosas que distinguen al ser humano de los animales. Podríamos decir que es la creatividad y la capacidad de aprendizaje. Aunque la creatividad, a fin de cuentas, es la capacidad de encontrar soluciones nuevas o alternativas a problemas antiguos y/o nuevos. Es decir, adaptarse al entorno y ser exitoso en él. Y eso, es supervivencia. Sea para cazar mamuts o para diseñar un artilugio de robótica o para encontrar la manera de comunicarte con tu jefe, con un cliente o con tu suegra. Supervivencia. Nuestro fin extremo. Ese que llevamos incluido en el ADN gracias a un proceso de evolución de miles de años que nos ha traído hasta aquí de la manera que somos.

Y para eso, el aprendizaje ha jugado un papel primordial. El ser humano aprende. Desde el momento de su concepción hasta momentos antes de su muerte. Para ello necesita una buena entrada de información (nuestros sentidos), un buen procesamiento de la información (nuestro cerebro) y una salida eficiente de la información (nuestros músculos ejecutando nuestras decisiones). Y así, pasa la vida, que se suele decir.

Pero… ¿pasa la vida por delante o pasamos por la vida para ir hacia adelante? Eso, evidentemente, depende de cada uno de nosotros: de nuestra biografía, de nuestras herramientas… pero sobre todo de nuestra voluntad. Del deseo. Esa fuerza que nos lleva hacia adelante. Para la que estamos programados.

Y aquí, en este punto, es cuando entra en el discurso el coaching.

El coaching no te lleva; no te ayuda. El coach; el entrenador; el conductor, es aquel profesional, aparentemente incómodo, que viene con su farolillo a iluminar caminos, rincones y perspectivas. Que cuestiona y reformula para que el individuo dilucide primero y centre después, hacia dónde quiere ir. Que está al lado para provocar que se abra conciencia primero y se tome responsabilidad después. Y, con ello, buscar recursos (dentro y/o fuera) y encaminarse a resultados.

Es decir, el coaching trabaja con la creatividad y el aprendizaje. Generar cambios y adaptarse a ellos. Para eso está el ser humano. Para evolucionar. Y, con él, hacer que el mundo evoluciones.

Una gran misión.

¿Te apuntas?

18 de Septiembre de 2017​

Contacto

Neurocram

CWO Ontinyent.

c. La Fos, 1

46870,Ontinyent

Valencia

Oficina

c. Sorolla, 7 .- Torre I

03560, El Campello (ALICANTE)

 

CLÍNICA OSTEOPATÍA

c. Pintor Velázquez, 9.- Entlo. dcha.

03004, ALICANTE

 

CEDESNA (Centro de Especialidades Naturales)

Portal de Sant Miquel, 15

Xàtiva (València)

http://www.cedesna.com/


CLÍNICAS PHILIPPUS

Avda. Brasilia, 3-5

28005, Madrid

http://clinicasphilippus.com/

 

Teléfono:

 686 164 434

Correo electrónico:

neurocram@gmail.com

 

Puede contactarnos a través de nuestro formulario de contacto.

 

¿Quieres cambiar tu manera de aprender?

 

Para saber cómo, ponte en contacto con nosotros.

 

Redes sociales

 

Neurocram presente en directorio de profesionales de terapias alternativas: